La Catedral de las Sílfides

siéntate a oír las historias del viento


Leave a comment

Olvidados

Hace años, mientras meditaba en una historia, aparecieron dos personajes. Comencé a seguirlos y a dejarlos bailar y canturrear al ritmo de la música que estaba escuchando. Eran las encarnaciones de la Vida y la Muerte, una de las tantas versiones que había armado de ellos, pero esta vez había algo más…

Hacía años no pensaba en esos dos, por lo que esta imagen era más compleja, madura y, a mi parecer, interesante. Tenían una historia que contar, un origen que revelar. Les di tiempo a establecerse en mi interior, visitándolos a través de esa canción cada vez que lo deseaba, y eventualmente decidí que había sido suficiente. Regresé a casa desde mi lugar de meditación habitual y me senté a escribir su historia, pero, para respetar su espíritu, no hice más que tomar nota de lo que me habían cantado tantas veces.

Esta historia acabó formando parte de algo más y hoy día es canon dentro del mundo que creé para mis libros, pero son muy pocos (no solo lectores, sino también personajes) quienes la conocen. Después de años, al fin, decidí compartirla.

Si quieren oír la canción original que detonó todo esto, hagan click aquí. Sé que no es el lamento de guerra que tal vez esperarían, pero así son la Vida y la Muerte: confusas, misteriosas y, a veces, hasta irrisoriamente absurdas.

Los signos + representan el momento en el que los Reyes de los Vivos y la Vida y su hermano, el Rey de los Muertos y la Muerte, cantaban juntos. Los signos – señalan las líneas personales del primero y los », del segundo.

La historia en profundidad la planeo escribir un día, por lo que dejaré los detalles en el misterio y sean libres de rellenar los huecos que esta canción les deje.

Disfruten la lectura (y la música).

———————————–

+Si le fuera a pedir un deseo a una estrella fugaz, sería como aquella vez que nací junto a mi sombra.
+Crecíamos juntos, sujetándonos de las manos mientras la alegría florecía entre nosotros, lejos de pensar en la guerra o entender por qué nos separaron un día.
–A mí, mi padre me llevó lejos; me obligó a lamentar la muerte de mi madre y me llenó el corazón con su odio. Me enseñó sobre quiénes me habían quitado a mi sombra y no me dejó elegir qué sentir.
»Por mi parte, con una familia adoptiva crecí sano y fuerte. Me alistaron en el ejército y me dieron una espada; me negaron que hubiera tenido una vez una sombra…
+…y me dijeron que debería estar agradecido de estar en el lado correcto.

+Si le fuera a pedir un deseo a una estrella fugaz, sería para poder recordar cómo era tener una sombra.
+Buscaría poder escribirle una carta para contarle cómo es mi vida ahora.
+Y mientras sigo pensando en aquel deseo, sigo creciendo; oyendo historias de cómo es el mundo mientras las imágenes de la guerra florecen en mi mente, creando una realidad que se impone mientras intento creer que estoy del lado correcto.

–Mi padre pronto falleció, dejándome su casa, una daga y mucho resentimiento. No me dijo qué podía hacer ni cómo debía hacerlo, así que sólo seguí creciendo mientras me preguntaba por qué los injustos ansiaban perturbar mi paz.
»Yo crecía rápido y me ascendían de rango; estaba muy honrado de poder servir a mi gente. Lentamente entendía por qué habían tenido razón y comencé a agradecer estar en el lado correcto.

+Si le fuera a pedir un deseo a una estrella fugaz, sería para poder entender por qué a veces siento que algo me falta.
+Ah, cómo me gustaría poder escribir una carta preguntándolo; pero siento que ya no conozco al destinatario.
+Así que, si realmente fuese a pedir un deseo a una estrella fugaz, tal vez sería para recordar a quién le estoy escribiendo.
+Y que su nombre reemplace en mi mente los ruidos y chispas que estallan cuando dos espadas se encuentran en las batallas que ocurren tan cerca.

»Aquel día una invasión ocurrió en ese pequeño pueblo. Yo estaba emocionado por poder servir finalmente.
–Y pronto vi a aquella persona con mi mismo rostro, y no pude evitar preguntarme por qué; por qué mi sombra estaba en el lado equivocado.

+Nos encontramos en batalla absurdamente y no nos tuvimos piedad.
+No entendía por qué todo se sentía tan mal, pero si no quería morir debía batallar más tiempo que él.
+Quería saber quién era, lo hubiese pedido como un deseo, pero de algún modo sentía que ya lo conocía.
+Cuando dos manchas rojas florecieron a la vez, fuimos tomados por una fuerza mayor y el planeta empequeñeció en nuestras manos, que al fin estaban juntas como cuando éramos niños.
+El mundo se volvió monocromo y una voz nos dijo que, ahora y siempre, debíamos agradecer el estar juntos otra vez.

Advertisements


Leave a comment

Poesías del pasado

Estrella de las tinieblas
En la luz iluminadora
Descendientes de la oscuridad

Hoshi no kage
No akari akarui
Yami no matsuei

闇  の  星
の  明  の
末  か  影
裔  り


—————–

El pozo más profundo
(Deepest Hollow)

Tú, joven sin emoción, que paseas sin rumbo ni cuidado
cerca de aquel acantilado.
Y al llegar al otro lado, notarás en un momento,
que allí no reina el tiempo.

Tú, joven sin destino, que te sentencias a vivir herido
por culpa de un niño perdido.
Y sentado en cenizas, con esperanza aparentas,
hasta que un nuevo camino encuentras.

Tú, joven sin descanso, que suplicas una segunda oportunidad,
deberías saber quien te la puede dar.
Y feliz sonríes al terminar tu camino inventado,
sabiendo que en casa no te han olvidado.

—————–

Revisando viejos archivos encontré estos… intentos de poesía. El haiku (del 2007) ganó el segundo lugar en un concurso del secundario y la poesía (del 2009) es una especie de resumen de una historia que nunca verá la luz del día.

Mis disculpas a todos los poetas (y japoneses) por no tener idea de métrica ni estructura.

Ancient Forest


1 Comment

El máximo poeta

¡Hola, lectores! Lo sé, no suelo hablar antes de un escrito sino después, ya que prefiero que hablen por sí mismos, pero hoy quiero explicar qué es lo que vine a compartir. Hace unos días estaba buscando viejos textos que valiera la pena corregir y subir, y encontré el que leerán a continuación.
Lo empecé a cambiar para que reflejara mejor mi estilo actual, pero rápidamente noté que era muy diferente; no podía tachar de corrección a tal transmutación, por lo que decidí hacer seguir a tantos dibujantes que gustan de hacer un “antes y después” de su arte, y compartir ambos escritos, para que se vea mi progreso como escritora.
No digo que el nuevo sea mejor, porque es relativo y todo está sujeto a los gustos de cada uno; sólo digo que el nuevo me refleja un poco mejor. ¡Así que disfruten la lectura!
Y no, no consumo marihuana, por si alguien creyó que a eso me refería con reflejar.

~Ancient Forest

———————————–

VIEJO (2012)

-¿Por qué siempre dices todo de forma tan poética?
-No soy yo, es Dios, es el gran poeta.
-¿Qué no era “arquitecto”?
-Por favor, ¿has visto el mundo acaso mientras viajábamos? Las delicadas formas de la naturaleza, con un sentido oculto y a veces un propósito aún más misterioso… diseños absurdos pero reales y belleza fuera de toda lógica… no es un arquitecto, no puede serlo, es un poeta –hizo una pausa-. Probablemente uno borracho –su compañero soltó una carcajada.

——————

NUEVO

–¿Por qué siempre vas hasta los límites del lenguaje para hacer que todo suene poético? -preguntó él, consternado.
–No soy yo, es Dios; es el gran poeta.
–Creí que las escuelas de arquitectura lo habían reclamado como egresado suyo.
–Por favor, ¿has visto el mundo acaso? Las intrincadas formas del cosmos, los significados ocultos en cada efímera sincronía, las extrañezas que pulsan vida en el fondo del océano y que parecen existir como mero capricho de una mente atormentada… Dios no es un arquitecto, no puede serlo. Sin duda es un poeta… –Se detuvo un instante y, agitando la cuchara, exclamó–: Y puede que sea uno de esos con un particular afecto por la marihuana.