La Catedral de las Sílfides

siéntate a oír las historias del viento

Cuando un dios ríe

Leave a comment

Isaac torció una mueca enfurruñada y giró la cabeza para no mirarlo. Instinto se mantenía impasible y con una expresión de inocencia tal, que era fácilmente creíble que no tenía idea qué era lo que acababa de molestar tanto a su amigo.

-Yo tengo razón –murmuró el príncipe blanco cruzándose de brazos con violencia.
-No hay “a” –explicó Instinto con paciencia-, sólo “i”, así que no es Aisac sino Isac.
-¡Mi mamá pronuncia Aisac!
-Los padres a veces se equivocan –dijo con la paciencia de un sabio. Isaac contuvo su rabia apretando más los brazos y estrujando su pequeño rostro en una mueca enojada, pero finalmente decidió que su amigo se lo merecía y le sacó la lengua. El norteño suspiró, atestiguando con decepción aquel despliegue de inmadurez, a pesar de que entre ambos no sumaban diez años. El crujido de la puerta interrumpió el berrinche y el príncipe blanco saltó para ponerse de pie, saliendo a toda prisa para encontrarse con su tutor.
-¡Effort, dile que se equivoca! –Chilló el pequeño, ya en la seguridad de aquel par de jóvenes y vitales brazos.
-¿En qué?
-Yo no estoy equivocado –dijo el príncipe del norte con su voz suave mientras se acercaba.
-¡Cállate!
-Sea educado, mi príncipe –lo retó con dulzura Effort-. ¿Qué los tiene discutiendo?
-¡Pronuncia mal mi nombre!
-¿Ah, sí?
-Es Isac ­–dijo Instinto pasando por cada letra con cuidado-, no Aisac. No veo por qué pronunciar una “a” ahí si no hay.
-¡Cállate, estás mal! –Volvió a ladrar el más pequeño de la sala. Effort rió y lo bajó para volver a ponerlos lado a lado. ¿Cómo era posible que aquel par de pequeños cuerpos pudiesen contener tanto carácter?
-Ninguno está mal –dijo conciliador.
-¡Pero yo tengo que estar bien! –Protestó Isaac.
-Ambos están bien –corrigió su tutor.
-Pero sólo yo quiero estar bien –balbuceó el príncipe blanco.
-No puedo hacer nada con eso –admitió Effort bajando los brazos y arrodillándose-, pero, ¿sabe? Yo creo que cuando su dáimôn le dio su nombre, no dijo Aisac ni Isac, sino, sólo… rió –explicó con simpleza. Los niños lo miraron confundidos-. Los dioses no hablan ningún idioma, así que ellos no se expresan como nosotros. Yo creo que cuando el dios que lo cuida fue a darle su nombre, él sólo rió. Y esa risa en nuestro idioma significa Aisac, y en el del príncipe Instinto significa Isac. Así que ambos están bien, sólo hablamos diferente, pero está bien porque los dioses también hablan diferente.
-¿Entonces cómo me llamo?
-Como usted quiera –sonrió y le pellizcó una mejilla con ternura. El príncipe rió y apartó aquella cálida mano con torpeza.
-Está bien pero Instinto es tonto –declaró serio. El aludido alzó una ceja y no discutió. Isaac dio media vuelta y regresó a zambullirse en su baúl de juguetes, dejando a su amigo inmóvil.
-¿Qué pasa, príncipe? –Le preguntó Effort-. ¿Usted también quiere saber qué dijo su dáimôn cuando le dio su nombre?
-No –respondió el pequeño de un sobresalto y lo miró con sus brillantes ojos rojos sin una pizca de duda-. Yo ya lo sé.

———————————–

Éste es un fragmento de un proyecto que tengo a futuro, un libro llamado (provisoriamente) Historia de Tres Reinos, que trata sobre la vida del rey Isaac (aún príncipe aquí) y la infancia de su amigo Instinto (también príncipe). El nombre de Effort también es provisorio.

Quise compartir esta breve charla para presentárselos, ya que este peculiar par ha sido una gran influencia en la historia del mundo que he creado (Errantia) y no hay nadie allí que no sepa de ellos; pero además porque creo que aquí uno puede descubrir mucho de mí, de qué cosas impulsan mis escritos y qué bases los sostienen mientras crecen. Espero lo hayan disfrutado.

~Ancient

————–

Notas:
1.En el Libro de Génesis, Isaac (en hebreo יִצְחָק Yitzhak o Yiṣḥāq en árabe إسحاق Ish’aq, “reirá” o “risa”) es uno de los patriarcas del pueblo de Israel; hijo de Abraham y Sara, su nombre significa “hará reír”.
2.La diferencia de pronunciación se origina debido a que Instinto proviene del norte, donde se habla Magno Romance (español) e Isaac del sur, donde se habla Goidelic (inglés).
3.Instinto tiene cinco años, Isaac cuatro, Effort trece.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s